La infancia vulnerable en los medios de comunicación

Beatriz Dávila

Hace poco más de un año, el día 2 de septiembre del 2015, eran innumerables los telediarios que habrían con una imagen, la misma que ocupaba la gran mayoría de los periódicos de tiradas nacionales e internacionales. Una misma imagen que era protagonizada por un niño, el cual, había logrado hacerse un hueco en el amplio escaparate informativo que jamás había vivido una sociedad con tant intesidad como la nuestra.

algunas-portadas-prensa-internacional-con-imagen-aylan-este-jueves-1441276706814

Mostrándose con un aparente aspecto occidental, unas deportivas, una camiseta roja y un pantalón azul, un pequeño de tres años, Aylan Kurdi, dejaba fotografiar su cuerpo sin vida y su boza llena de arena a orillas de una playa europea. Un niño inocente y vulnerable, que como cualquier otro, viajaba con su familia desde una pequeña ciudad, mas no tratándose de unas vacaciones como bien pudiera seren la situación de un niño europeo, el joven Aylan huía de la ciudad la kurda de Kobani, situada al norte de Siria, buscando alcanzar un futuro y una vida, que se llevó el mar, y alejarse del que lleva asolando el autodenominado Estado Islámico desde hace casi más de cuatro años.

El pequeño Aylan era mostrado al mundo como el mayor y más cruel y real ejemplo del drama que miles de familias viven cada día desde el estallido de la guerra civil en Siria. Sin embargo, tal escabrosa imagen, aun habiendo fomentado la crítica hacia la falta de humanidad de los medios e incluso de la poca solidaridad de los habitantes de los países europeos, ha llevado a un gran número de medios a lanzarse a la búsqueda de un código deontológico que sirva para proceder al planteamiento de una mejor cobertura y trato informativo más humano en cuanto a las informaciones de los niós durante la guerra, así como en cualquier otra dramática circunstancia de la vida.

Conforme han ido evolucionando en los últimos años las maneras de comunicarse, y gracias aún más al desarrollo agigantado de la existencia y el empleo de las redes sociales, la presencia de los menores en los medios de comunicación se ha vuelto mucho más vulnerable  así como uno de los principales focos en el cual se ensaña la crítica más justiciera. Y es por ello, que Internet, ha supuesto el incremento de las dificultades para la protección de la infancia de la misma forma que también ha abierto sus posibilidades de difusión y comunicación de información.

Hoy en día, uno de los órganos reguladores con los que los periodistas cuentan es la Federación de Asociaciones de Periodistas (FAPE), cuyo órgano de autorregulación, la Comisión de Arbitraje, Quejas y Deontología del Periodismo, ha elaborado el informe con varias recomendaciones para los nuevos medios de comunicación sobre el tratamiento de los menores.

Mostrar una primacía hacia los principios éticos, apelar al rigor y al celo profesional así como contrastar la información, tener en presencia el respeto a los derechos de la intimidad personal y familiar que han de regir las infromaciones, tratar a los niños como si se tratara de los propios hijos e incluso ponerse en la piel de los mismos y sus familiares, contextualizar los sucesos o no emplear el morbo o el sensacionalismo, suponen sólo algunas de las recomendaciones que se encuentran recogidos en estos códigos mismos.

 

También informes como el último que esta misma Federación ha creado, deja claro y como una norma principal, que “Los profesionales de los medios de comunicación pueden jugar un papel relevante en la creación de una conciencia social sobre la responsabilidad de todos los ciudadanos ante la infancia”.

 

 

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s