Todo se resume en apariencias

Melanie Escuredo 

A lo largo de nuestra vida nos cruzamos con distintos dilemas morales que, aunque no podamos apreciarlos o distinguirlos, nos definen como personas desde un punto de vista ético. Ejercicios tan simples como reciclar, comprar y, más minucioso todavía, decidir tirar una colilla al suelo o no, está poniendo a prueba nuestra actitud ante decisiones cotidianas. Sin embargo, en esta entrada trataremos dos casos reproducidos en el siguiente vídeo del canal de Youtube Carlos Tevez, en el que la toma de decisiones va mucho más allá que los aspectos de la vida diaria, ya que no nos encontramos ante tales encrucijadas morales y éticas todos los días.

En el primer caso, nos encontramos con una persona de buena apariencia, una señora vestida elegantemente, con un peinado que lleva horas y un bolso que complementa con todo lo demás. La señora cae al suelo y, en menos de 10 segundos, todos acuden en su ayuda. En cambio, se repite el experimento con una mujer desaliñada, con apariencia de vagabunda: ¿creen que la ciudadanía responderá de igual manera?

Vídeo Experimentos: ética y moral (del minuto 0.00 al 2.07)

Finalmente, la respuesta es no. Los prejuicios, al menos en este caso, han superado a la empatía hacia una persona que, claramente, necesita ayuda.

En el segundo caso, una cafetería cualquiera se enfrenta a una prueba crucial: ¿devolverías el dinero a un encantador/ra dependiente/ta si te diese dinero de más en las vueltas? ¿y si fuese una persona hostil, se lo devolverías?. Veamos cómo reacciona la gente ante este experimento.

Vídeo Experimentos: ética y moral (del minuto 2.07 al final)

hj

En este caso, ante la hostilidad de la dependienta, los clientes decidieron quedarse con el dinero de más (aunque otros sí lo devolvieron), pero cuando la mujer se muestra simpática y amable, nadie duda en devolver el dinero. Lo que explica que sentimos empatía por aquellas personas con las que nos sentimos identificadas, ya que la mayoría nos definimos como ‘buena gente’,pero en cuanto otra persona nos ataca y nos hace sentir incómodos, la empatía desaparece, y nos creemos con el derecho a ocasionarle problemas -aunque no directamente- a otra persona.

Desde mi punto de vista, este tipo de experimentos son necesarios en los medios de comunicación y, aunque los solemos ver con tonos de humor en algunos canales secundarios o en medios con menos audiencia, se les debería dar un significado más serio, enfocado a lo social, y un protagonismo sobretodo en televisión, ya que en estos casos los gestos y expresiones de la cara son clave. A partir de estos experimentos, se pueden obtener reportajes y estudios realmente interesantes, en donde desenmascarar a la sociedad e influenciarla -correctamente-, por ejemplo: una persona que vea el primer vídeo, puede pensárselo dos veces antes de pasar de largo al ver a un vagabundo o a una persona que considera ‘de mala apariencia’ en el suelo. Todo se hace con un propósito, todo vale para mejorar.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s